Las razas de Idhún

Yohavir (aire), Irial (luz), Wina (tierra), Karevan (roca), Aldún (fuego), y Neliam (agua) són los seis dioses que crearon Idhún y poblaron este mundo por diferentes razas:

Celestes, humanos, feericos, gigantes, yan varu (respectivamente)

Pero pasaron milenios y Idhún se empezó a marchitar, y por eso, los dioses crearon una nueva especie, una criatura semidivina, superior a las otras razas pero inferior a los dioses, una criatura que pudiera transmitir a los mortales el don de la magia: los unicornios.

 

Pero lo que muy poca gente sabía, era que antes de Idhún, los seis dioses habían creado otro mundo: Umadhún. Pero los dioses, con sus disputas, lo habían destruïdo, y para que no pasara lo mismo con Idhún, los dioses intentaron deshacerse de toda su maldad, la cerraron dentro de una roca, y la tiraron al mar. Aún así, las cosas acaban equilibrándose, y después de mucho tiempo, esa energia negativa se convirtió en un nuevo dios: el Séptimo, que envió las primeras criaturas sangrefrías a Idhún.

Y así empezó una guerra entre los seis dioses y el séptimo. Pero, otra vez por el mismo motivo de antes, decidieron no luchar entre ellos; el séptimo envió una nueva raza semidivina: los sheks, y los seis dioses enviaron a los dragones, sus enemigos, pero en el fondo, sus iguales.